Reyes enfermos e imperio renovado. Las muertes de Felipe IV, Carlos II, Luis XIV, Luis I Y Felipe V en la Nueva Espana (1665-1746)

Citation metadata

Author: Victor Minguez
Date: Nov. 2016
From: Romance Notes(Vol. 56, Issue 3)
Publisher: University of North Carolina at Chapel Hill, Department of Romance Languages
Document Type: Article
Length: 4,281 words
Lexile Measure: 1610L

Document controls

Main content

Article Preview :

El cambio dinastico que tiene lugar en el trono de la monarquia Hispanica en 1700 supone la sustitucion de un linaje moribundo por otro enfermo. Si los Habsburgo eran una familia cuya salud se habia deteriorado progresivamente por su endogamia, los Borbones, ya antes de llegar a Espana, tenian su propio historial clinico que en la corte de Madrid no hizo mas que deteriorarse. Los datos demuestran ambos asertos. La secuencia necrologica de reyes, reinas y principes de la rama hispana de la casa de Austria es demoledora: en 1646 fallecio en Zaragoza el principe heredero Baltasar Carlos; Felipe IV, que ya habia sufrido los obitos de su esposa Isabel de Borbon y su hermano el cardenal Infante don Fernando, tomo entonces la decision de casarse con Mariana de Austria, sobrina y prometida de Baltasar Carlos, buscando con premura un nuevo heredero; en 1647 naceria Felipe Prospero--otro hijo y dos hijas del matrimonio no sobrevivieron--, que a su vez fallecio a los cuatro anos de edad el 1 de noviembre de 1661; tan solo cinco dias despues y rodeado de reliquias nacio su hermano Carlos; cuando murio Felipe IV el 17 de septiembre de 1665 se establecio la regencia, y diez anos despues ascendio al trono Carlos II, que pese a sus deficiencias fisicas y mentales--cinco de sus ocho bisabuelos descendian de la reina Juana la Loca--, reinaria un cuarto de siglo en lo que devino en una agonia interminable y un fin dinastico mas evidente cada dia que pasaba y que se consumo finalmente en 1700. Pero como decia, la casa de Borbon, que vencio catorce anos despues en la larga guerra de Sucesion accediendo al trono hispano, tenia su propio y delicado perfil clinico, como pone de relieve la fragil salud de los reyes de Francia Luis XIII y Luis XIV.

Por lo tanto, durante las decadas finales del siglo XVII, anos en los

que se produce en palabras de Jose Martinez Millan la reconfiguracion de la Monar quia Catolica--especialmente por lo que respecta a las Indias--, y a lo largo de la primera mitad del siglo XVIII, en la que el viejo Imperio se ve transformado por el impulso renovador borbonico, hasta cuatro reyes enfermos se sucedieron en el trono de las Espanas: Felipe IV, que experimento un decaimiento progresivo durante sus ultimos veinte anos de vida; Carlos II, que estuvo falleciendo durante casi cuarenta anos; Felipe V, que sufrio trastorno bipolar provocandole un comportamiento maniaco-depresivo y Luis I, victima de una muerte inesperada y muy temprana causada por la viruela a los diecisiete anos--reino menos de un ano. Y anado tambien en esta secuencia a Luis XIV, yerno de Felipe IV y abuelo de Felipe V, que mientras fue rey de Francia padecio numerosas y graves enfermedades--viruela, disenteria, tumores, gonorrea, gota, fiebre tifoidea, etcetera--y como resultas de las mismas una fuerte decadencia fisica. De esta manera, la melancolia y trastornos diversos infectaron durante un siglo el trono del rey que gobernaba desde Espana el imperio americano,...

Source Citation

Source Citation   

Gale Document Number: GALE|A503465423