Cannabis terapeutico y COVID-19: entre el oportunismo y la infoxicacion/Therapeutic Cannabis and COVID-19: between opportunism and infoxication.

Citation metadata

From: Adicciones(Vol. 32, Issue 3)
Publisher: Socidrogalcohol
Document Type: Article
Length: 3,777 words

Document controls

Main content

Article Preview :

La pandemia y el consumo de las drogas

La pandemia por coronavirus (COVID-19) registrada en los últimos meses ha causado una alarma social sin precedentes a nivel mundial. Se estima que las reacciones de ansiedad, preocupación o miedo aumentarán en la población debido a su carácter desconocido, a la incertidumbre que lo rodea, a lo que debemos de añadir las medidas de distanciamiento social y confinamiento derivadas del estado de alarma (García-Álvarez, de la Fuente-Tomás, Sáiz, García-Portilla y Bobes, 2020).

Ante el cambio tan sustancial que supone este escenario en nuestros hábitos diarios a nivel de dinámicas familiares, a nivel laboral (teletrabajo, pérdidas empleo, expedientes de regulación de empleo, etc.), en las relaciones sociales y/o en la ocupación del tiempo de ocio, la población se va adaptando como buenamente puede a esta nueva situación. De esta forma observamos como numerosas personas realizan actividades deportivas y culturales en su propia casa, se mantienen en contacto con sus amistades y familiares a través de los dispositivos que nos ofrece la tecnología, utilizan los teléfonos que prestan ayuda psicológica varias ONG y profesionales sanitarios. Sin embargo, otras actividades como el consumo de alcohol, tabaco, psicofármacos y el cannabis podrían incrementarse no solo como forma de distracción o estrategia de evitación conductual, sino también como consecuencia del estrés, ansiedad o los síntomas depresivos que están experimentando (García-Álvarez et al., 2020).

Por otro lado, las personas consumidoras de substancias psicotrópicas también se enfrentan a desafíos únicos, principalmente los de drogas ilegales debido a la dificultad para adquirir las sustancias durante el confinamiento, pero también a nivel de vulnerabilidad ya que aquellas que fuman o vaporizan productos derivados del cannabis (también tabaco), las que dependen de los opioides y el uso de metanfetamina también pueden tener un mayor riesgo de complicaciones debido a los efectos respiratorios y pulmonares de la infección por SARS-COV2 (Dunlop et al., 2020). En comparación con la población general, las personas con trastornos por consumo de sustancias presentan una mayor carga de enfermedades comórbidas (Schulte y Hser, 2013; Wu, Ghitza, Zhu, Spratt, Swartz y Mannelli, 2018). Al mismo tiempo, es probable que las personas que consumen drogas sean más vulnerables durante la epidemia de COVID-19, debido principalmente a una peor alfabetización en temas de salud, al estigma o discriminación social hacia este colectivo, y que una parte importante de los consumidores suelen priorizar el consumo de drogas por encima de otros problemas de salud (Dunlop et al., 2020).

Aprovechando las circunstancias problemáticas

Desde hace décadas, pero con especial énfasis en los últimos tiempos, las proliferaciones de noticias falsas sobre las propiedades presuntamente sanadoras del cannabis se han visto incrementadas. Incluso a lo largo del confinamiento ciertos colectivos pretenden que el cannabis y sus productos sean considerados como <<bien de primera necesidad, dado su extenso uso terapéutico>>, de manera que los clubes y asociaciones que la dispensan puedan seguir activos durante la pandemia (García, 2020). Pero ¿Qué hay detrás de esto? ¿Cómo hemos llegado a este estado de opinión favorable hacia su consumo...

Source Citation

Source Citation   

Gale Document Number: GALE|A633545565